La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

JENJIBRE Y LA SALUD

Publicado 10/01/2017

El jengibre es el nombre común de una raíz utilizada ampliamente como especia en todo el mundo. Históricamente, se ha asociado a la mejora de dolores de cabeza y migrañas, reducción de la presión arterial y tratamiento de refriados; y sorprendentemente, algo menos conocido es que también lo postulan como un prometedor elevador de la testosterona en hombres con problemas de fertilidad.

Farmacológicamente, el jengibre es un antagonista de los receptores de la serotonina, un neurotransmisor que suprime la liberación de insulina en células pancreáticas específicas. Debido a ello, el consumo de jengibre en forma de especia se ha asociado al aumento de la liberación de insulina y a una reducción muy leve de la glucosa en sangre (más alta en roedores) que puede aliviar algunos de los efectos de los altos niveles de azúcar en la sangre, como la reducción de la motilidad gástrica.

jengibre

Sistema gastrointestinal

El jengibre, a razón de 1-3 g diarios, muestra mayor beneficio durante los estados en los que normalmente se suprime la motilidad gástrica, como durante enfermedad acompañada por náuseas, hiperglucemia, síndrome pre-menstrual o embarazo. Sus efectos parecen ser independientes del tipo de comida, aunque sería recomendable en esos casos evitar comidas altas en grasas y/o muy altas en hidratos de carbono para no comprometer el malestar.

Igualmente, y aunque se asocia a una mejora digestiva, el jengibre podría no ser un buen aliado en forma de condimento alimentario para aquellos que sean susceptibles a la acidez estomacal.

Incremento de la testosterona

Aunque en roedores el aumento de testosterona con el uso de jengibre está bastante respaldado (alrededor de 50% respecto a los niveles basales iniciales tras 2-3 semanas), hay que recordar siempre que la extrapolación a los seres humanos no es consecuente. Sin embargo, la poca evidencia actual en personas, deja la puerta abierta a que las mejoras de fertilidad en hombres jóvenes infértiles podrían alcanzar un 17% en tres meses por incremento de las hormonas luteinizante (LH), folículo estimulante (FSH) y testosterona (T).

tabla-testosterona

Más allá de que el jengibre muestre eficacia en la prevención del daño oxidativo inducido por radicales libres y favorezca un reequilibrio sexual a las personas con diabetes, realmente todavía es pronto para dar una explicación cerrada (sí hay hipótesis no contrastadas) a los mecanismos fisiológicos de estos resultados tan prometedores.

Compartir en redes sociales